DeporteDestacadosLocales

Torneo Federación: Villa Belgrano superó a El Linqueño y es finalista de su Subzona

Por el partido semifinal de vuelta de la Subzona Bonaerense Pampeana Norte, tras el empate en 1 del partido de ida e igual resultado hoy, con un global final de 2 a 2, la “V Azulada” se impuso ante el CAEL por penales 5 a 4. De esa manera, los comandados por Elio Núñer se medirán en la final de su región con Social y Deportivo José C. Paz, que doblegó en la otra “semi”, en el global, a Paraná de San Nicolás por 6 a 1.

Hoy, por el partido de una de las semifinales dentro de la Subzona Bonaerense Pampeana Norte del torneo Federación, Villa Belgrano y El Linqueño, luego de haber empatado en Lincoln 1 a 1, definieron el finalista de su región. Y fue con la propuesta de un buen partido, con el aliciente de saber que ambos estaban ya, por distintas circunstancias, clasificados al Torneo Regional Federal 2021-2022, que es el premio que otorga este certamen a los coronados de cada Subzona, la Norte y la Sur, más allá del partido definitorio que jugarán por el cetro de esta competencia estos dos elencos triunfadores de estas dos regiones citadas.

Con este panorama, con un buen marco de público en el “Bosque” (alrededor de 500 personas), comenzaron el cotejo estos dos elencos.

En ese marco, a los 5, el local llegó con peligro mediante una buena jugada que desembocó en el uruguayo Diego Chávez, quien sacó un buen remate de media distancia que se fue arriba del travesaño.

Y a los 8, nuevamente fue Chávez el que cabeceó adentro del área en una nueva jugada de riego, aunque el balón se fue otra vez arriba del travesaño cuidado por Adrián Azcona.

En tanto, a los 12, El Linqueño arribó por primera vez con riego de gol luego de un buen pase de Iván Garzón a Mauricio Pavón Zárate, quien, con criterio, propuso un buen disparo que pudo contener el portero local Hernán Álvarez.

En tanto, a los 18, en el marco de choque que se mostraba mejor para el foráneo, el CAEL llegó al ansiado gol tras un pase criterioso desde tres cuartos de cancha que desembocó en Emanuel Ronzano, quien, tras haber entrado al área con rapidez, definió como los que saben frente al portero local, que nada pudo hacer ante el buen movimiento del mediocampista albiazul.

Tras la conversión, el elenco de Lincoln no bajó la intensidad ofensiva y de las marcas, por lo que se estaba evidenciando como dominador del juego. Ésa es una buena arista en el fútbol: no meterse en el fondo por más que se vaya ganando.

En ese marco de juego, a los 32, Villa arribó con peligro luego de un tiro libre de Bernardo Delfini que bajó en el área con un cabezazo Chávez de manera magistral, por lo que el balón le quedó servido a Sartori, quien, a pesar de tener una clara oportunidad de conversión, no pudo definir con precisión.

Había llegado con riesgo la “V Azulada”, aunque sin suerte en la puntada final. De todos modos, más allá de esta llegada, El Linqueño estaba jugando bien. Hacía triangulaciones oportunas y estaba usando las bandas, con buena marca en todas sus líneas, una circunstancia global que estaba asfixiando las pretensiones del elenco “villero”. Garzón y el “Mago” Palmerola eran los destacados del visitante, y eso sucedía porque, en cancha, estaban finos, oportunos, tanto en la zona de creación como de peligro de gol.

De esa manera, con esa propuesta de juego, concluyó el primer tiempo, que había mostrado mejor al CAEL, con más oportunismo en su propuesta, aunque con un elenco “villero” también peligroso en su juego, con intentos de jugadas de peligro y buena marca. Por eso, el primer período había sido bueno en general.

El complemento comenzó con Villa más pretencioso en zona ofensiva, con el CAEL esperando en su campo de juego, intentando cuidar el marcador que le estaba dando el pasaje a la final de su Subzona, instancia en la que espera Social y Deportivo José C. Paz, que le ganó en la otra “semi” a Paraná de San Nicolás con un global de 6 a 1.

En ese marco de juego, El Linqueño fue el primero que llegó con riesgo. Y fue con un disparo de Pavón Zárate de media distancia -luego de un buen pase de Garzón- que pudo despejar al córner el arquero Álvarez, a los 7 minutos.

Tras esa acción, a los 14, Villa Belgrano llegó al gol mediante un buen remate de Delfini sobre el que no pudo hacer nasa el buen arquero Adrián Azcona. Fue un golazo, en el marco de un segundo tiempo que se mostraba parejo, con el local, como se mencionaba, un poco más pretencioso que el CAEL en zona de ataque.

En tanto, a los 17, el “León” llegó a una nueva acción de riego a través de un nuevo remate de media distancia que, nuevamente, pudo despejar el guardameta Álvarez.

Asimismo, cerca de los 20, el cotejo se mostraba con el anfitrión adelantado en sus líneas, con el CAEL esperando e intentando meter algún contragolpe. Y fue en ese minuto en el que el visitante se quedó sin un jugador menos por la expulsión de Ronzano por doble Amarilla. Esa circunstancia de juego obligaba al Albiazul a esperar aún más en el fondo.

Con ese perfil de juego propuesto por ambos elencos, con El Linqueño replegado, Villa se animaba más. La expulsión de Ronzano se hacía notar, aunque la “V Azulada” no arribaba con peligro de gol, pero estaba más cerca de ese cometido que su contrincante. Tenía que aguantar el CAEL o meter un contragolpe si quería ganar. O esperar con oficio el tiempo de los penales.

En ese contexto de juego, El Linqueño, a los 47, casi gana la serie con un remate de Palmerola que se fue afuera apenas por centímetros.

Y fue con ese vértigo que concluyó el cotejo. Ahora tenían que definir la serie de semifinales por penales. Y fue, en ese contexto definitivo, que el local ganó en esa instancia por 5 a 4.

Allí convirtieron para el CAEL, Palmerola, Acosta, Cañete y Verón, mientras que Álvarez le atajó el tiro desde los 12 pasos a Jesús Ávalos. Y para Villa sentenciaron en la red Chávez, Altamiranda, Morales, Colman y Gómez.

Pasó la “V Azulada” esta entretenida serie y, ahora, en la final de su Subzona, como se había mencionado, chocará con Social y Deportivo José C. Paz, rival al que intentará superar para, luego, llegar a la finalísima, que tendrá como protagonistas a los ganadores absolutos de la Subzonas Norte y Sur, quienes debatirán el cetro de este torneo Federación, que en su primera edición, había sido ganado por El Linqueño en el 2019. En ese marco, respecto al CAEL, hizo un buen certamen en este 2021, aunque se encontró con un rival que tan fuerta como el Albiazul. En esa paridad, el que se quedó con el pasaje fue “Villa”, que, antes de superar al “León”, había dejado en el camino a Matienzo de Alberdi y a Rivadavia de Lincoln.

SÍNTESIS DEL PARTIDO

Villa Belgrano 2 (5): Hernán Álvarez, Nicolás Esper, Guillermo Tuso, Tomás Morales, Gastón Rocha, Bruno Bandely, Juan Altamiranda, Tomás Sartori, Diego Chávez Bernardo Delfini y Matías Gómez. Suplentes: Hugo Tolosa, Emmanuel Ponfilio, Matías Colman, Adrián Caparro y Leandro Milla. DT: Elio Núñer.

El Linqueño 2 (4): Adrián Azcona, Maximiliano Acosta, Jesús Ávalos, Elías Martínez, Matías Badano, Luciano Romero, Hugo Palmerola, Emanuel Ronzano, Iván Garzón, Gonzalo Ramírez y Mauricio Pavón Zárate. Suplentes: Emanuel Corchete, Nicolás Verón, Gabriel Medina y Alexis Cañete.

Árbitro: Raúl Balnuera.

Líneas: Cristian Serna y Rafael Rosetti.

Estadio: Villa Belgrano.

El Linqueño.
Villa Belgreno.

Fotos: prensa El Linqueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior