DeporteDestacados

El ex albirrojo Tomás Uvilla fue convocado para jugar en la Reserva de Villa San Carlos, que milita en la B Metropolitana

El joven delantero se encontraba en la Cuarta del club platense, aunque, por su calidad, fue llamado para ser parte de la división que está a un paso de la Primera. De ese modo, con esfuerzo y talento, este crack va avanzando en su carrera deportiva, que tiene, sin dudas, mucho futuro.

El delantero juvenil linqueño ex Rivadavia, Tomás Uvilla, dio un salto de calidad en el club en el que juega, Villa San Carlos de La Plata. En detalle, hace apenas unos días, el criado futbolísticamente en Rivadavia, quien estaba en Lincoln entrenando por su cuenta, a la espera de reiniciar las prácticas con su divisional, la Cuarta, fue convocado para ser parte de la Reserva, en lo que es una grata noticia para este gran deportista y para todo el distrito de Lincoln, que tiene a uno de nuestros deportistas a un paso de sumarse a la Primera categoría de un elenco que milita en la B Metropolitana.

El juvenil deberá presentarse el martes, con el fin de poder hacer cinco semanas de prácticas, en busca de ir afinando el equipo y poder ponerse a tono después de un largo parate deportivo debido a los cuidados que se han tomado ante la pandemia COVID-19. Luego, una vez concluida esta labor el plantel descansará, para luego volver a retomar las actividades de entrenamiento y competencia en en el 2021.

Consultado por cómo había sido esta convocatoria, Tomás le contó a Corazón Amateur: “Se comunicó conmigo el profesor de la Cuarta División porque le habían informado que me iban a necesitar en Reserva y que me tenía que presentar el martes. Luego de esa charla dialogué con el ‘profe’ de Reserva, quien me manifestó que el martes tenía que estar a las 10 de la mañana para empezar los entrenamientos con esa divisional. En ese sentido era lo que de algún modo esperaba y estoy muy contento por el hecho de que me hayan llamado. Esta convocatoria, para mí, es un paso adelante en mi carrera”.

Lo cierto es que este juvenil categoría 2000, a base de profesionalismo, por haber demostrado esa cualidad en sus primeros pasos en este club y por haberse mantenido físicamente en medio de la pandemia, ha dado un paso de jerarquía en sus pretensiones como jugador y, sin dudas, por sus virtudes y talento, y por su corazón a la hora de querer avanzar en el fútbol, seguirá creciendo en su carrera como profesional.

En relación a esas cualidades, Uvilla es rápido, tiene buen manejo de pelota, ayuda en la marca, posee dinámica, buena gambeta y es incansable adentro de la cancha: las corre todas. Es un delantero punzante, peligroso, siempre bien parado, vivo para jugar con la pelota, y sin ella también, por eso siempre da la sorpresa, por eso anota seguido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior